Informacion

Cómo reafirmar los brazos superiores flácidos


Ya sea que los llames alitas de pollo o brazos flexibles, la flacidez de los brazos es desagradable y puede ser una fuente de autoconciencia para hombres y mujeres. Los ejercicios aeróbicos como correr o andar en bicicleta no ejercitan específicamente la parte superior de los brazos, pero siguen siendo actividades beneficiosas para reafirmar la parte superior del brazo, ya que ayudan a perder peso en todo el cuerpo. Los ejercicios dirigidos que utilizan el entrenamiento de resistencia, junto con una rutina de entrenamiento regular y una dieta sensata ayudarán a preparar los brazos para las mangas cortas antes de que te des cuenta.

El pushup

Paso 1

Acuéstese boca abajo en el suelo con las manos separadas al ancho de los hombros y las palmas hacia abajo.

Paso 2

Mantenga los codos apretados contra su cuerpo.

Paso 3

Empuja tu cuerpo hacia arriba y mantén apretado tu núcleo tirando de tu ombligo. Exhala mientras empujas tu cuerpo hacia arriba. Puede modificar la flexión flexionando las rodillas o empujando contra una pared para disminuir la intensidad al principio.

Paso 4

Baje nuevamente al piso, inhalando a medida que avanza.

Paso 5

Repita la flexión entre cinco y 10 veces, dependiendo de su habilidad. Haga dos o tres series al menos tres veces por semana para obtener el máximo beneficio.

Círculos de brazo

Paso 1

Párese con los pies juntos y sostenga una pesa a cada lado para que parezca una T. Las pesas entre cinco y 10 libras son adecuadas para este ejercicio.

Paso 2

Gire los brazos hacia atrás en círculos pequeños mientras mantiene los brazos rectos.

Paso 3

Repita los círculos 20 veces y luego invierta la dirección y haga círculos de brazo hacia adelante 20 veces. Haz dos o tres series al menos tres veces por semana.

Asiento Dip

Paso 1

Siéntate en el borde de una silla o banco aferrándote al asiento a cada lado de la parte trasera. Mantenga los pies planos en el piso.

Paso 2

Deslice su extremo trasero del borde del asiento mientras se sostiene de la silla y pasee los pies frente a usted hasta que sus rodillas estén sobre sus tobillos.

Paso 3

Mantenga los hombros hacia abajo, doble los codos lentamente y baje la parte trasera hacia el piso hasta que la parte superior del brazo quede paralela al piso.

Paso 4

Mantenga esta posición durante un segundo y luego empuje hacia atrás a una posición de brazo recto sin volver a sentarse.

Paso 5

Repita entre 12 y 15 veces, haciendo dos o tres series al menos tres veces por semana.

Caminando con pesas

Paso 1

Seleccione un conjunto de pesas que sea lo suficientemente ligero como para sostener durante su caminata.

Paso 2

Calienta tu caminata caminando lentamente durante unos cinco minutos. Balancea tus brazos hacia adelante y hacia atrás mientras sostienes las pesas.

Paso 3

Acelera el ritmo de tu caminata. Mueva sus brazos hacia adelante y hacia atrás más alto para maximizar el entrenamiento del brazo y aumentar su ritmo cardíaco.

Paso 4

Balancee los brazos desde los hombros con los codos doblados en un ángulo de 90 grados. Esto te ayuda a moverte en un movimiento similar a la carrera y te ayuda a dar pasos más cortos y rápidos, lo que puede mejorar la velocidad y aumentar la quema de calorías.

Paso 5

Mantenga los brazos cerca de los costados durante la caminata y no los levante por encima de los hombros, ni hacia atrás ni hacia adelante. Esto le ayuda a evitar la tensión muscular en los hombros.