Comentarios

Estiramiento y fortalecimiento de los músculos tibiales posteriores


Un músculo pequeño con un papel importante, el músculo tibial posterior se encuentra en la parte inferior de la pierna. Si ha debilitado los músculos tibiales posteriores, puede sufrir arcos caídos y pies planos, una condición conocida médicamente como disfunción del tendón tibial posterior. Estirar y fortalecer el tibial posterior y los músculos circundantes podría ayudar a prevenir o aliviar estos problemas.

Tibial Posterior

El tibial posterior se origina en los huesos de la tibia y la fibia y se inserta cerca de los arcos internos de los pies. Lo que hace que este músculo sea significativo es que funciona junto con el tibial anterior y los músculos peroneos para crear un tipo de honda para los arcos de los pies. Es importante fortalecer el tibial posterior y los músculos circundantes para evitar arcos caídos, también conocidos como pies planos. Además, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel concluyó que el fortalecimiento demostró ser altamente beneficioso para aquellos con disfunción del tendón tibial posterior, aunque el estiramiento proporcionó cierto alivio a los pacientes.

Calentar

Para evitar lesiones, caliente sus articulaciones y músculos antes de fortalecerlos y estirarlos. Para comenzar, siéntese o acuéstese con los pies extendidos. Levanta una pierna y comienza a dibujar círculos con el pie. Dibuja los círculos en sentido horario y antihorario. Continúe este movimiento varias veces y repita en el otro lado. Luego, alterna entre señalar y flexionar los dedos de los pies. Repita varias veces en ambos pies. También puede calentar su cuerpo haciendo una caminata breve y lenta.

Fortalecer

Las elevaciones de pantorrillas, también conocidas como elevaciones del talón, son un ejercicio simple que fortalecerá su tibial posterior. Para comenzar, párate al borde de un escalón. Coloque los dedos de los pies y la punta del pie en el escalón. Permita que sus arcos y tacones cuelguen del escalón. Presione los dedos de los pies en el escalón y levante los talones. Lentamente, con control, baje los talones hasta el inicio. Repite varias repeticiones. Para disminuir el nivel de intensidad, intente este ejercicio en una superficie plana. Para aumentar el nivel de intensidad, intente este ejercicio con pesas de mano, agregando lentamente más peso a medida que se fortalece.

Tramo

Para estirar el tibial del póster, acuéstese boca arriba con una pierna extendida en el suelo. Coloque una correa alrededor de la bola del pie opuesto y extienda la pierna en el aire. Presione a través del talón y flexione los dedos de los pies hacia la cabeza, mientras tira suavemente de la correa, con ambas manos, hacia el cuerpo. Tenga cuidado de no extender demasiado la rodilla. Luego, párese frente a una pared, a una distancia de 2 a 3 pies de ella. Para mantener el equilibrio, coloca tus manos en la pared frente a ti. Mantenga un pie en el suelo. Coloque los dedos de los pies y la bola del otro pie contra la pared. Dobla la pierna hacia atrás y apoya el torso hacia la pared. Repita en el otro lado.

Recursos