Informacion

¿Cuáles son los beneficios de los guerreros en el yoga?

¿Cuáles son los beneficios de los guerreros en el yoga?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las posturas de Guerrero en yoga son la base de la mayoría de las otras posturas de pie en tu práctica. Los guerreros desarrollan fuerza y ​​equilibrio, así como fortaleza mental, especialmente si los sostienes durante más de 30 segundos a la vez. Puede practicarlos como parte de variaciones en los calentamientos clásicos de Saludo al Sol o de forma independiente durante una sesión.

Guerrero I

A veces llamado Warrior A, o por el sánscrito Virabhadrasana, Warrior I es una pose fundamental realizada al pararse en una posición similar a una estocada con la rodilla delantera doblada, el pie trasero totalmente enganchado en el tapete en un ángulo de 45 grados y los brazos alcanzando el techo. Físicamente, esta postura activa las erecciones de la columna, los músculos que se encuentran a lo largo de la columna baja, el glúteo mayor, los cuádriceps, los isquiotibiales y los aductores de los muslos internos. El abdominio transverso profundo, el glúteo medio y el mínimo en la cadera externa, los músculos de la pantorrilla y los músculos abdominales laterales conocidos como oblicuos también ayudan en la ejecución de la postura. La pose también trae un estiramiento de apertura a los flexores de la cadera, hombros, cuello, pecho, tobillos y tronco. "Yoga Journal" señala que Warrior I también se puede usar para aliviar la ciática, el dolor o el entumecimiento que afecta la pierna y la cadera causados ​​por un nervio espinal comprimido en la parte baja de la espalda.

Guerrero II

Warrior II, o B, se realiza de pie con los pies separados tres o cuatro pies y doblando la rodilla delantera. Extiende tus brazos hacia adelante y hacia atrás de tu tapete y gira tu cabeza para mirar por encima de tu brazo delantero. Esta postura fortalece los glúteos, los muslos y las pantorrillas, al igual que Warrior I, junto con el estiramiento de los tobillos, el pecho y los hombros. Proporciona un estiramiento aún mayor a los flexores de la cadera que Warrior I. Mantener Warrior II durante 30 segundos o más aumenta la resistencia. La postura puede ayudar con la digestión al estimular los órganos abdominales y potencialmente puede ayudar a aliviar el dolor de espalda en mujeres embarazadas. Las personas con pies planos, síndrome del túnel carpiano y ciática pueden usar Warrior II como pose terapéutica. Warrior II, junto con otras poses de Warrior, es un ejercicio que soporta peso y es beneficioso para las personas con osteoporosis.

Guerrero III

Warrior III es una postura de equilibrio en la que se para sobre una pierna, se inclina hacia adelante desde las caderas hasta que el tronco y la pierna flotante estén paralelos al piso y los brazos se extiendan más allá de las orejas. La postura afina el equilibrio y la fuerza en el muslo y el tobillo de la pierna base. Sus abdominales trabajan duro para mantenerlo en la posición y su espalda y hombros se enganchan para avanzar.

Variaciones

Una variación de Warrior II, a menudo llamada Reverse Warrior o Peaceful Warrior, consiste en deslizar la mano hacia abajo por la pierna trasera y alcanzar el brazo delantero hacia el techo para hacer una flexión lateral mientras los pies permanecen en la posición de embestida. Esta postura estira el cofre y abre los pulmones para que pueda respirar más fácilmente. Fortalece los oblicuos laterales del abdomen mientras que la acción de pulmón continúa fortaleciendo los músculos de los muslos y las nalgas. A veces, los maestros llaman a la pose de ángulo lateral girado "Guerrero girado". En esta postura, estás en una estocada profunda con el pie de atrás a 45 grados. Luego gira para obtener la mano o el codo opuesto fuera de la rodilla delantera mientras mira hacia el techo. Esta postura se considera beneficiosa para la digestión y eliminación, así como para estirar y fortalecer las caderas y las nalgas. La pose requiere un equilibrio significativo y movilidad espinal. Se cree que las personas que sufren de estreñimiento, infertilidad y osteoporosis se benefician al hacer esta postura regularmente y mantenerla durante varias respiraciones.