Misceláneos

¿Cómo afecta el café a tus dientes?


El café es una parte importante de la vida cotidiana de muchas personas y juega un papel esencial para mantenerlos alertas y despiertos durante todo el día. Si bien los efectos secundarios del café son mínimos, es importante tener en cuenta el impacto que esta bebida puede tener en su salud dental a largo plazo.

Tinción

Beber café puede manchar y decolorar los dientes, porque cada vez que bebe una taza de café se forma una capa alrededor del diente que se absorbe en el esmalte. El color oscuro en el café puede manchar los dientes, y no importa la cantidad de crema que ponga, los químicos que manchan los dientes todavía están presentes. Esta no es una afección médica grave, y existen tratamientos de blanqueamiento de venta libre que pueden ayudar a remediar esta afección.

Caries

El café puede ayudar a prevenir las caries, porque contiene propiedades antibacterianas que pueden neutralizar los efectos de los microorganismos que causan las caries, incluidos los mutantes Streptococcus. Las propiedades antiadhesivas en el café hacen que los dientes sean menos susceptibles a los agentes que causan caries. Esto puede ayudar a quienes beben una gran cantidad de bebidas gaseosas, incluidas las bebidas deportivas y energéticas. Según Science Daily, dos universidades italianas realizaron un estudio que determinó que el café instantáneo tenía los niveles más altos de actividad inhibidora.

Decaer

Incluir azúcar en una taza de café puede causar caries con el tiempo, especialmente si bebe al menos tres tazas de café al día. El azúcar combinado con el ácido en el café puede hacer que un diente pierda el tejido duro del esmalte. Cuando el líquido ácido se lava sobre el diente constantemente, hace que el diente se pudra.

Sensibilidad

La cafeína y el ácido en el café contienen ciertos elementos que pueden hacer que un diente se vuelva sensible o que uno existente sea aún más sensible. Para evitar que el ácido en el café aumente la sensibilidad, los bebedores de café pueden necesitar reducir la cantidad de tazas por día o diluir el café con agua. La sensibilidad dental puede causar molestias en la boca, especialmente al consumir bebidas frías o calientes.