Informacion

Los mejores ejercicios abdominales para un cuello malo

Los ejercicios abdominales tradicionales, como los abdominales y la sujeción de la tabla, pueden tensar un cuello ya dolorido. Algunos ejercicios trabajan los músculos abdominales centrales mientras permiten que el cuello permanezca recto y descansado. No continúe realizando estos ejercicios si experimenta dolor de cuello o espalda durante el entrenamiento.

Soportes de una pierna

Párate con los pies separados de 2 a 3 pulgadas por pulgada. En un movimiento lento y controlado, doble la rodilla izquierda y levántela a 6 pulgadas del piso mientras aprieta los músculos abdominales. Mantenga esta posición con los abdominales contraídos durante 15 segundos antes de regresar el pie al piso. Haz un total de tres repeticiones durante 10 segundos en cada pierna.

Puente de hombro de bola de estabilidad

Acuéstese boca arriba mientras coloca las pantorrillas y los tobillos encima de una pelota de estabilidad. Mantenga sus pies separados aproximadamente 2 pulgadas. Extienda los brazos hacia los lados con las palmas hacia abajo para mantener el equilibrio durante el ejercicio. Exhale y apriete los músculos abdominales mientras levanta las caderas del suelo hasta que las piernas y el cuerpo estén alineados. Mantenga esta posición durante dos segundos y luego inhale mientras baja su cuerpo al piso con un movimiento lento y controlado. Repita este ejercicio para tres series de ocho repeticiones.

Levantar la pierna y la cadera

Acuéstese con la espalda en el piso y las piernas extendidas. Extienda los brazos y coloque las palmas de las manos en el suelo para mantener el equilibrio durante el ejercicio. Apriete los músculos abdominales durante todo el ejercicio. Inhale mientras dobla las rodillas y levanta los pies del suelo mientras dobla simultáneamente las caderas para llevar las rodillas al pecho. Sus abdominales hacen el trabajo de llevar las rodillas al pecho, así que asegúrese de no balancear las piernas hacia el pecho. El movimiento es lento y controlado durante todo el ejercicio. Repita este ejercicio para tres series de ocho.

Consideraciones

Dependiendo de la gravedad de la condición de su cuello, su médico puede tener regulaciones de ejercicio específicas para su condición. Siempre consulte con su médico antes de realizar una nueva rutina de ejercicios para evitar más lesiones. Realizar ejercicios incorrectamente también puede aumentar el riesgo de una lesión, por lo que es mejor realizar ejercicio con un entrenador personal antes de intentarlo por su cuenta. Un entrenador personal también puede darle consejos para aumentar o disminuir la intensidad del ejercicio, dependiendo de su condición física.